El psicólogo responde. Dismorfia muscular

También conocida como vigorexia o “síndrome de Adonis”, la dismorfia muscular es un trastorno del comportamiento que se caracteriza por la adicción al ejercicio y a la toma de sustancias con el fin de aumentar la masa muscular.

Las personas afectadas por dismorfia muscular, en mayor medida hombres que mujeres, suelen tener una visión distorsionada de ellos mismos, viéndose débiles y con una imagen corporal imperfecta.

La persona vigoréxica se obsesiona con el entrenamiento y el gimnasio, hasta el punto de abandonar, en muchos casos, sus obligaciones profesionales o familiares. La sobrecarga que llegan a sufrir puede causarles desgarros musculares, esguinces…, además de repercutir negativamente sobre sus huesos, tendones o articulaciones.

La necesidad de mejorar su aspecto corporal y sentirse más musculados lleva a los afectados a sufrir trastornos de la alimentación, pudiendo llegar a padecer anorexia o bulimia. Suelen seguir dietas bajas en grasas y ricas en carbohidratos y proteínas. Además, no es extraño que las acompañen de sustancias de riesgo para estimular el desarrollo muscular.

Ante la menor sospecha de vigorexia es aconsejable acudir a un profesional de la Piscología que marque las pautas para modificar la conducta del afectado y cambie el concepto que tiene sobre su imagen corporal.

Área de Psicología de Ortofón
Compartir: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Artículos relacionados

Deja un comentario