Qué es y cómo se manifiesta una fobia social

Cuando una persona siente miedo ante un encuentro inesperado con algún conocido, intenta evitar reuniones sociales en las que ineludiblemente se ha de relacionar con otros o tiene dificultades para mantener la mirada fija ante alguien, probablemente estamos ante una persona que padece fobia social.

Estas situaciones y otras similares provocan que la persona que las sufre sienta inseguridad y una sensación intensa y negativa ante aquello que los demás puedan pensar o decir sobre ella.

Las personas que sufren fobia social experimentan un temor exagerado a ser objeto de juicios negativos por parte de terceros, por lo que evitan cualquier actividad de carácter social que les exponga a los demás. Si se ven obligados a acudir a reuniones, fiestas o citas en la que se han de relacionar con otros pueden llegar a experimentar una gran tensión, padeciendo incluso palpitaciones, sudoración y temblores.

Un profesional de la Psicología puede determinar el origen del problema y reconducir esta dificultad social para que la persona que la sufre mejore su calidad de vida y sus emociones.

En una fobia social acentuada la persona ofrece resistencia ante situaciones más o menos habituales como ir a fiestas, conocer gente nueva, participar en grupos de trabajo, etc. También podemos encontrar personas en los que la fobia social se manifiesta en actividades menos habituales, como dar una charla o actuar frente a un auditorio.

Área de Psicología Ortofón

Compartir: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Deja un comentario