Depresión postvacacional

Síndrome, estrés o depresión postvacacional ¿Cuándo acudir al psicólogo?

depresion-postvacaionalSuele definirse el síndrome postvacacional como una mala adaptación a la vida activa, entendiéndose ésta como la que solemos tener en épocas distintas a las vacaciones. Sin embargo, no todos lo padecen, y es importante no confundirlo con una desgana puntual o con el placer de seguir estando de vacaciones.

¿Existe realmente?

No existe consenso en la sociedad científica sobre la definición exacta o la existencia real de este síndrome postvacacional, pero se considera que es producto de que en gran parte de nuestro entorno el trabajo se tiene por una actividad obligada y sacrificada.

¿Por qué se produce?

La readaptación a la vida laboral después de las vacaciones incluye cambios de horarios, de obligaciones y de estilo de vida en su conjunto. Todo ello requiere de un proceso de adaptación, que en algunos casos llega a ser más intenso y produce en quien los sufre molestias psicológicas y/o físicas.

En la mayoría de las personas la vuelta a la normalidad laboral no supone ningún trastorno, sino más bien al contrario, ya que es consciente de volver a la actividad productiva, en especial si el entorno laboral es agradable y creativo, y las relaciones sociales son satisfactorias.

¿Cómo se manifiesta?

A priori los síntomas parecen comunes a todos los trabajadores cuando vuelven de un periodo de descanso, pero lo que caracteriza al síndrome o depresión postvacacional es la duración y el momento en que se presenta.

Suele manifestarse ante la inminencia de la vuelta al trabajo y durante la semana posterior al retorno, y suele ser un síntoma pasajero. Sin embargo, si permanece más tiempo es recomendable estudiar las causas más profundas que provocan esa situación y ponerse en manos del psicólogo.

Los expertos señalan que los principales síntomas pueden ser tristeza, irritabilidad, inhibición, pérdida del apetito, deterioro de las relaciones interpersonales, y alteraciones motivacionales, del sueño, la memoria, la atención y la concentración.

Sin embargo, y a pesar de lo expuesto, la actual situación de incertidumbre económica y laboral está haciendo que la sociedad acepte mejor el fin de las vacaciones.

Hábitos para evitar la depresión postvacacional

Hemos de intentar levantarnos temprano unos días antes de la incorporación al trabajo. También es interesante regresar a casa con unos días de antelación, para no volver de forma brusca al entorno laboral.

Es importante planificar bien el trabajo de los primeros días e ir aumentando la cantidad del mismo de forma paulatina.

Por otra parte, realizar actividades saludables, una buena alimentación y mantener el pensamiento positivo son recomendaciones que nos ayudarán a sobrellevar la vuelta a las obligaciones profesionales.

Compartir: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Deja un comentario