Qué es el Síndrome de Respiración Bucal

El papel del logopeda en el tratamiento del Síndrome de Respiración Bucal (SRB)

El Síndrome de Respiración Bucal (respirar de forma habitual por la boca en vez de por la nariz) se describe como el conjunto de síntomas y signos derivados de la alteración de la función nasorrespiratoria. Esta alteración es de tipo patológico y se caracteriza por provocar trastornos a nivel postural, asimetrías faciales y orales, un aumento de las alergias respiratorias, la amigdalitis y el asma.

En cuanto a los síntomas más frecuentes que se observan, cabe destacar un mal retorno venoso, que se exterioriza mediante un mayor marcado de las ojeras, insuficiencia respiratoria, mayor cansancio y mayor probabilidad de ronquido.

Además de esto, se observan cambios a nivel postural que provocan la apertura de la cavidad oral, paladar ojival, maloclusión dental y una disfunción de los órganos fonoarticulatorios: deficiente control del velo del paladar, interposición lingual por una falta de tonicidad de la musculatura de la base de la lengua y el suelo de la boca, y una falta de tonicidad en el músculo orbicular de los labios que provoca un deficiente sellado labial.

El abordaje del SRB debe centrarse inicialmente en encontrar la causa que lo provoca (obstrucciones nasales, faríngeas o la propia hipotonía de la musculatura orofacial que inicia el proceso de apertura bucal) y remitirla, llevando a cabo la exploración, evaluación, diagnóstico y tratamiento por parte de los profesionales competentes.

Uno de ellos es el logopeda, profesional encargado de evaluar, diagnosticar, diseñar e implementar el programa de Terapia Miofuncional personalizado, basado en la atenuación y resolución de las dificultades funcionales presentes en el respirador oral.

Este trabajo es llevado a cabo mediante ejercicios centrados en provocar el aumento de sensibilidad, la tonicidad y la movilidad de la musculatura orofacial (maseteros, base la lengua, velo del paladar), dando especial importancia al sellado labial, corrección de la posición lingual y corrección de las alteraciones articulatorias si se presentan.

Cuando se sospecha la posible presencia del Síndrome de Respiración Bucal, resulta conveniente y necesario acudir al profesional oportuno, en este caso el logopeda, para recibir la información necesaria y certera y poder iniciar el trabajo precozmente, evitando así el progreso de las alteraciones que éste provoca.

Marta Albert
Logopeda de Centros Ortofón
Área de Logopedia
Compartir: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Artículos relacionados

Deja un comentario